Torneo Pasarela Judicial INTER-UNIVERSITARIO

Pilar García Prieto|Repasos previos, anotaciones, ideas principales destacadas en distintos colores, imposición de togas… ¿Se trata de un juicio? No, son jóvenes universitarios que participan en el Torneo Pasarela organizado por la Agrupación de Jóvenes Abogados del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (AJA). Una competición Inter-Universitaria de debate dónde los universitarios exponen y defienden un tema ante un jurado compuesto por operadores jurídicos del más alto nivel: Juan Gonzalo Ospina, presidente de AJA, Manuel Ruiz de Lara, juez de Marchena, Jesús Villegas, secretario General del P.C.I.J, Juan Montero, catedrático de Derecho Procesal de la Universidad de Valencia y Julia Patricia Matesanz, magistrada-Juez del Juzgado de lo Penal. La iniciativa, que tuvo lugar los días 27 y 28 de Marzo en el Salón de Actos del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, busca promover la crítica jurídica mediante el desarrollo de la capacidad de expresión, escuchando al oponente y sabiendo refutarle.

Los participantes: jóvenes promesas de derecho que además de su capacidad de expresión y elocuencia debían demostrar sus conocimientos jurídicos sobre los temas a tratar: ¿Debe restringirse la Justicia Universal? y ¿Debería existir la prisión permanente revisable en nuestro ordenamiento jurídico?

Las universidades españolas que colaboraron en esta búsqueda de los mejores juristas y oradores universitarios fueron la Universidad Francisco de Vitoria, la Autónoma de Barcelona, la Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas (ESADE) de la Universidad Ramón Llul de Barcelona,  el Club de debates de la Universidad de Córdoba (CDU), la Universidad de Loyola, la Pontificia de Comillas y la Universidad Complutense de Madrid.CARTEL

Antes de cada debate se sortea el tema a tratar y quien, de las dos universidades que se enfrentan en cada turno, desarrollará que posición. La toga la luce aquel al que le corresponde el turno de palabra y se comienza con un miembro de un equipo seguido de otro del contrario que en un tiempo de cuatro minutos debe exponer de la mejor manera las ideas que van a sustentar su postura durante el debate, seguido de cuatro refutaciones, dos para cada equipo, de cinco minutos cada una, en las que se responde a las propuestas o acusaciones planteadas por el equipo contrario y se permite  interrumpir al que toma la palabra. Se finaliza con una conclusión de una duración de 4 minutos de cada uno de los equipos  que recoge  lo demostrado por cada uno, destacando las faltas del otro y los métodos que se han utilizado para defender su causa. Por supuesto, entre el público no se halla ningún miembro, ni participante, ni profesor de las universidades a las que no les toque debatir en ese momento, de manera que no se caiga en el plagio y que cada debate esté enriquecido por nuevas propuestas, distintos ejemplos y diferentes formas de defender una misma idea.

Aunque ambos debates son de interés penal centraremos nuestra crónica en el que corresponde a la propuesta de imponer la prisión permanente revisable en nuestro ordenamiento jurídico por ser el más cercano al tema de la prisión y tratarse de una propuesta actual.

Los postulados a favor de la prisión permanente revisable se apoyaron en casos como en los de terroristas no arrepentidos de sus crímenes, o de un violador que en 2002 ingresó en prisión y en 2012, tras su liberación, cometió de nuevo un abuso sexual. Se apoyaron en el artículo 25.2 del Capítulo segundo, derechos y libertades de la Constitución española, defendiendo que esta idea es compatible con la prisión permanente revisable. Países como Francia o Italia, decían, no van en contra de los derechos humanos sino que abogan por la dignidad de la persona ya que al revisarse las conductas podrían salir incluso antes que con algunas penas impuestas a día de hoy. La multirreincidencia también desaparecería porque se haría un estudio más centrado en la reinserción y reeducación, lo que aportaría beneficio a la seguridad ciudadana.

Las posiciones en contra de la prisión permanente revisable declararon que no es más que un eufemismo de la cadena perpetua y resulta innecesariDEBATEa en nuestro país, ya que consideran a España eficaz en la persecución de delitos. Es disfuncional, porque a día de hoy, no aporta cambios frente a penas de larga duración como de 25-35 años. No serviría para la prevención general de los delitos, ya que la consideran inconstitucional porque el mínimo antes de revisar la condena sería de 25 años, donde en ese tiempo, el preso ya ha perdido su familia y sus ahorros, concediéndole la libertad a alguien que lo ha perdido todo, volverá a reincidir. Además, opinan que para querer dejar a alguien tanto tiempo en prisión, ¿por qué no directamente se impone la pena de muerte? Comparan la prisión permanente revisable con esta práctica ya que, sentencian, además de provocar desolación y aislamiento en un individuo es dejar que envejezca y muera entre rejas. Proponen como solución para lograr una reinserción efectiva, una terapia social emancipadora que intente solucionar los problemas por los que se delinquen sin olvidar que los presos merecen un castigo, pero sin abandonarlos. De esta manera, se favorecerá la reintegración, la reeducación y la integración social apoyándose en la esperanza y proporcionando un cambio.

El torneo de debates demostró la capacidad de expresarse en público de forma fluida, elegante y persuasiva de unos jóvenes que con actitud firme, acostumbrados a dialogar, mostraron una opinión crítica y un análisis riguroso de asuntos jurídicos que afectan al sistema judicial y en definitiva, a todo el conjunto de ciudadanos. Apoyándose en notas sobre un atril, artículos de periódicos o sentencias, vestidos con toga citando a autores como Montesquieu, Aristóteles, Víctor Hugo o Julián Ríos, se dirigían al público sin dar la espalda a la mesa donde se encontraban sus compañeros atentos por si veían la necesidad de refutar.

En la actualidad la prisión permanente revisable es la nueva propuesta aprobada en el Congreso con el único apoyo del Partido Popular que provoca también el debate. En el siguiente enlace os dejamos un resumen del torneo cuyos finalistas fueron la Universidad Autónoma de Barcelona, la Universidad Francisco de Vitoria, la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad de Córdoba. Tras una deliberación final del jurado y entrega de premios se coronó como ganadora la Universidad Francisco Vitoria. Juan Gonzalo Espinosa concluyó con una apelación a los estudiantes, que como profesionales de derecho, deben apoyar el cambio del sistema judicial politizado y de “un estado que no es capaz de velar por la libertad de sus ciudadanos”, en busca siempre de la defensa de los derechos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s