Los fantasmas de la democracia

Hologramas frente al Congreso /Kike Para

Hologramas de No Somos Delito frente al Congreso/Kike Para

Álvaro Vega| Los hologramas de 2000 personas protestando en frente del Congreso de los Diputados triunfaron en todo el mundo. Las causas justas se ven obligadas a hacerse oír a través de las inventivas más novedosas. No basta con que lo pidan 2000 personas ni medio millón, no basta con que griten delante de los leones, sino están ahí mejor, si lo hacen a través de la tecnología mejor. Quizás el gobierno será benévolo y cuando acabe su legislatura dejará cierto margen para la protesta en Twitter. La plataforma No Somos Delito ha reflejado más cosas a parte de muchas personas hasta los cojones de tantas violaciones de un sistema que ni siquiera era muy bueno para empezar. Estos hologramas son los fantasmas del pasado que en algún momento pudieron manifestarse en las calles con libertad.

La Ley Mordaza o de seguridad ciudadana es otro de los instrumentos para extender el miedo y la precariedad entre la ciudadanía. Son un palo y un perro más para intentar empujar al rebaño hacia el redil. Después de que el 1 de julio este triple menú entre en vigor España se alejará más de eso que llaman democracia.

De primer plato nos presentan la seguridad ciudadana, sazonada con jugosas sanciones como las infracciones muy graves de hasta 600.000€ por manifestaciones en “infraestructuras críticas”, celebraciones de espectáculos públicos o actividades recreativas prohibidos. Pero el plato estrella, de rica y variada dieta mediterránea, es el de las infracciones graves, con multas de un generoso máximo de 30.000€, entre los que se incluye: impedir desahucios, obstaculizar las calles, protestas no comunicadas ante las Cámaras representativas, perturbar actos públicos o religiosos, negarse a disolver manifestaciones, consumo y tenencia de drogas en público, el uso de imágenes de los agentes en su trabajo o desobediencia a la autoridad. Porque todos sabemos que el protocolo requiere responder con una grata sonrisa al golpear tu espalda con una porra de un señor agente, y si se te ocurre chutar una bola de goma con tu ojo no celebres demasiado alto el gol, o podrían denunciar por alteración del orden público. Y de entrantes tenemos las infracciones leves, que llegan a los 600€ e introducen maravillas como la falta de respeto a los agentes, la ocupación de cualquier espacio o manifestarse infringiendo la ley de reunión, que puede ser lo mismo que caminar incumpliendo la ley de la gravedad, si das un paso es porque una fuerza misteriosa te atrae hacia el suelo y si existe esa fuerza misteriosa es para que puedas dar el paso.

Viñeta de Manel Fontdevila para eldiario.es

Viñeta de Manel Fontdevila para eldiario.es

En la neolengua del Gran Mariano, en la que los imputados son “investigados”, los jóvenes inmigrantes aventureros o los recortes son “reajustes”, ahora la cadena perpetua es la “prisión permanente revisable”. La reforma del código penal incluye esta artimaña anticonstitucional que no se sostiene con la excusa yihadista. No asusta una vida revisable entre rejas a quien está dispuesto a inmolarse por un paraíso con 72 huríes. Me temo que en lo momento decisivo podría facilitar la decisión detonante. Aún así parecen hacer caso omiso de sucesos como los de Charlie Hebdo, donde los asesinos eran producto del sistema marginal y precario francés. Como nos comentaba Julio Tejerina “va a conseguir que volvamos a la Edad Media”. Legislar en caliente, populista y visceralmente nos ha llevado a disfrutar uno de los códigos penales más represivos de Europa. Mientras que las penas máximas medias en Alemania llegan a los 18 años, 4 años menos que en Reino Unido y 2 más que en Francia, con esta reforma en España no se tendría el tope, ya excesivo, de 40 años. Y se ha de tener en cuenta que disfrutamos de una de las tasas de población presa más elevadas de Europa frente a uno de los porcentajes de criminalidad más bajos del mundo (una tasa de asesinatos voluntarios del 0,8 contra el 1,3 de la media europea).

Porcentajes de población presa respecto al total de habitantes

Porcentajes de población presa respecto al total de habitantes

Y de postre, concertinas con sangre en su juego y legalización en su punto de las devoluciones en caliente en contra del Tribunal Europeo de Derechos Humanos según ha manifestado la ONU y el Consejo de Europa. Y es que lo verdaderamente católico es enviar a los inmigrantes a las casas de quien los defiende, ya lo decían el Ministro de Interior y Marine Le Pen.

Por suerte para el resquicio de democracia que nos queda, el pueblo no es cobarde y no se intimida, y por desgracia para los perpetradores de este salto al pasado, seguirán encontrando la resistencia de las personas que prefieren tener en sus manos el destino de sus propias vidas.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s