La institución

Reportaje

La cárcel, una estrella del cine inspirada en la realidad

portada repor

Frank Sinatra y el director Otto Preminger durante el rodaje de la película El hombre del brazo de oro (1955)

Christian Gómez Calcerrada| A lo largo de la historia el cine ha plasmado prácticamente todo lo que conocemos, incluso lo que no conocemos y nunca pensamos que podría existir. En la pantalla hemos visto innumerables historias en diferentes escenarios, y cómo no, la cárcel no podía faltar. La cárcel ha sido protagonista de muchas películas, por lo que cabe reflexionar en qué películas ha aparecido la cárcel, y si ha aparecido como realmente es, retratando la vida en la cárcel como es, o si se ha creado un estereotipo de vida en la cárcel que nada tiene que ver con la realidad.

(más…)

Reportaje

El pasado, el presente y el futuro de las cárceles

Álvaro Vega| Si algo caracteriza al Sistema Penitenciario español es su superpoblación, pese a que la tendencia durante de los últimos años se ha inclinado a una ligera bajada continuada. A enero de 2015 65.039 personas privadas de libertad viven en nuestro país, lo que suponen un 0,137% respecto al total de habitantes frente al el 0,13% británico, el 0,118% francés o el 0,09% italiano. La proporción española de presos masculinos (60.001 en enero) supera por doce las de mujeres (4.978 ese mismo mes). Mercedes Gallizo, Directora General de Instituciones Penitenciarias entre 2004 y 2011, afirmaba a Torre de Control “el Código Penal español es uno de los más duros de los países de nuestro entono, tanto en la penalización de conductas como en la duración de las penas”. Y Julio Tejerina, del observatorio por los derechos humanos de los presos Oteando, incidía sobre otro aspecto: “hay personas que han estado encerradas para ser absueltas al cabo de dos años cuando se acaba el plazo de la prisión preventiva”. Aquí podemos encontrar algunos de los problemas que más achacan al Sistema Penitenciario español. (más…)

Reportaje

Trabajos forzados a los presos del franquismo

Ángela Blanco| Probablemente uno de los datos menos conocidos y más evidentes del franquismo es que los presos políticos fueron sometidos a trabajos forzosos en sus períodos de reclusión, con el fin de que las empresas que fomentaban y hacían crecer el país obtuvieran mano de obra gratuita.

Esto sucedió entre los años 40 y 60, debido a que el país estaba destrozado por los múltiples bombardeos provocados por la guerra y por el significativo retraso industrial que sufría España con respecto a los países vecinos. Por ello, se decidió crear grandes infraestructuras para modernizar el país. Este, que probablemente sea el aspecto positivo más conocido y aplaudido de la época franquista, está manchado por los más de 400.000 presos que fueron susceptibles de ser utilizados en el sistema de explotación.

(más…)

Mercedes Gallizo: “España tiene el código penal más duro de Europa”

 Mercedes Gallizo en una foto de El País

Mercedes Gallizo en una foto de El País

Adrián Naranjo | Mercedes Gallizo, es una política española y hasta el año 2011 fue Directora General de Instituciones Penitenciarias en el Ministerio del Interior. Con más de 6 años en el cargo y asumiendo importantes responsabilidades, hablamos con ella sobre los temas más candente de la actualidad: la prisión permanente revisable, el código penal y si existe de verdad la reinserción. Además de por qué España tiene la tasa de encarcelamiento más alta.

(más…)

¿Rehabilita la cárcel?

Adrián Naranjo| No seré yo quien le dé respuesta a una pregunta tan polémica como ésta. A la cárcel siempre van aquellas personas que han cometido un delito grave… esto es lo que en principio todos, con una visión casi inocente de la vida, creemos. En realidad nunca es así. Esta firmeza no es por convicción, creencia o ideología. Siendo objetivo, solo hay que ver las estadísticas o las continuas noticias sobre presos que recaen. Parece, entonces, que la cárcel no ayuda – o mejor, ayuda poco – a preparar a los presos para volver a la vida social.

elPeriodicoLa cárcel es un medio poco, muy poco, terapéutico y difícilmente rehabilitador para aquel ser humano que se preste (poco se prestan a ir a la cárcel)  a ser privado de libertad y de todo tipo de derechos. En esta ocasión y más que nunca por imposición. Por lo tanto el estar encerrado las 24 horas del día durante los tantos días que tenga que estar en prisión y siguiendo un horario establecido…  no cura ni ayuda a nadie.

(más…)